lunes, 17 de septiembre de 2012


Lo que no te diga,

será lo que extrañes de mí.



Sitio austero y despojado,
el que me encuentre en silencio,
anhelando el verbo exacto que me lleve a ti.



Hoy,
sea mi escucha,
indicio suficiente,
para que al mirarme despacio,
leas lo que callo,
lo que no supe decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada